5 formas poco inteligentes de gastar dinero

Incluso si eres rico, desperdiciar recursos es algo realmente estúpido. Sólo piensa por un momento en todas las cosas que podrías lograr con el dinero que gastas de forma innecesaria. O lo duro que tuviste que trabajar para conseguirlo. Esencialmente estas tirando a la basura horas y semanas enteras de tu vida que cambiaste por un salario. Puede que te parezca poco pero, pero las apariencias engañan. Has las cuentas tú mismo. A largo plazo se trata de cantidades sorprendentes. Así que cada vez que hagas una de las cosas que mencionaremos a continuación imagínate a ti mismo quemando tu dinero en medio de la calle. Porque literalmente es eso.


  1. Compras cosas nuevas sólo porque son nuevas

ahorrar dineroSi siempre eres de los primeros en tener el nuevo modelo de teléfono móvil, ¡adivina qué!, en pocos meses saldrá uno nuevo. La innovación es lo que mantienen la economía circulando. Cada vez que pagas cantidades exageradas por un modelo que se devaluara dentro de pocos meses, estás gastando gran parte de tus ingresos para hacer ricos a otros; mientras que tú tienes que consolarte con las apariencias. Pero no se trata únicamente de electrodomésticos: la ropa excesivamente costosa es un gasto sin sentido. Un auto último modelo, por su parte, se desvaloriza hasta un 11% una vez hayas conducido los primeros kilómetros. La mayoría de los modelos pierden más de un 19% de valor apenas después de un año. Una mala inversión sin duda.


  1. Sales de compras sin un objetivo

gastar dineroBlack Friday, Cyber Monday, sábado de ofertas –todos tienen algo en común: la única forma en que puedes “ahorrar” con descuentos es gastando dinero. La ilusión de que si no compramos inmediatamente hará que perdamos una gran oportunidad es sólo una estrategia de mercado. Es más inteligente un uso racional de tus recursos, que salir a cazar ofertas de cosas que no necesitas realmente.

Existen mejores formas de invertir el tiempo que “matándolo” en un centro comercial. La mayoría de cosas que compras impulsado por las emociones del momento terminaran en el armario o en el escritorio junto a las otras. Cuando no tengas más espacio terminarás regalando o botando productos por los que pagaste mucho creyendo “ahorrar un montón”.


  1. Tienes demasiados costos corrientes

Si sumas los pequeños costos corrientes que tienes durante un año posiblemente te quedes con la boca abierta. Muchas personas no se dan cuenta de lo importante que es racionalizar gastos y entender cómo funcionan las finanzas personales. Revisa tus contratos: casi siempre existe una opción más económica en el mercado. ¿Cuánto pagas por tu contrato de telefonía celular? ¿O por tu suscripción a televisión por cable?

Un caso extremo es el de los bancos. Si tienes que pagar cuotas de manejo a una compañía de tarjetas de crédito para que puedas endeudarte con ellos y pagarles intereses, realmente te están explotando. Existen varios bancos sin cuotas de manejo o cuotas anuales. Es hora de cambiar ahora mismo.


[symple_box color=»blue» fade_in=»true» float=»center» text_align=»left» width=»»] Si cambiando tus hábitos consigues ahorrar 5 dólares diarios, ya será una gran ganancia. 5 dólares parecen poco. Pero invertidos mensualmente pueden hacer una gran diferencia.  Con un interés promedio de 5% serán, después de un año, 1.848 dólares. Después de apenas 5 años la cantidad ya habrá alcanzado los 10.215 dólares (9.000 que has ahorrado tú y 1.215 producto del interés compuesto). Después de 10 años serán 23.253 dólares –producto de un esfuerzo mínimo, pero de mucha disciplina. [/symple_box]
  1. No usas las tarjetas de comprador frecuente

No se trata de adquirir una de estas tarjetas en todo lugar y consumir innecesariamente como ya lo señalamos más arriba. Pero si eres comprador frecuente en algún negocio, vale la pena emplear los descuentos. Por ejemplo, si siempre compras los productos básicos de consumo en el mismo supermercado local. La mayoría de tiendas de cadena ofrecen una tarjeta de comprador frecuente con la que puedes reducir tus gastos hasta en un 20% por compra.


  1. Comes con mucha frecuencia fuera de tu casa

comer fuera de casaClaro, existen momentos excepcionales del día donde no hay otra opción, sea por motivos de trabajo o estudio. Pero si desayunas siempre en un puesto de comidas rápidas y tu cena siempre está envuelta en material desechable, estás gastando más dinero de lo que es necesario. Sólo en impuestos y propinas ya pagas un 25% más de lo que te costaría preparar comida en casa –sin contar los costos de servicio.


[Total:0    Promedio:0/5]

Un comentario sobre “5 formas poco inteligentes de gastar dinero

  • el 12. agosto 2016 a las 2:16
    Permalink

    Me gusta mucho la página

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *