Libertad financiera en 7 simples pasos

Muchos sueñan con la libertad financiera. Poder vivir tranquilos y libres de las presiones económicas del día a día y del trabajo en empleos que talvez no nos gustan.
En su libro “El hombre más rico de Babilonia” George S. Clason nos muestra las estrategias que le permitieron alcanzar la libertad económica. Su obra, publicada en los años 90 es hoy una de las más recomendadas y reconocidas en temas de emprendimiento y finanzas.
Por medio de parábolas en medio de Babilonia, el centro financiero del mundo antiguo, Clason describe la forma adecuada para hacer crecer el dinero.

 

Comprar el hombre más rico de babilonia

 

comprar en amazon

Aquí hemos resumido las 7 ideas más importantes para alcanzar la libertad financiera:

Págate primero a ti mismo:

No importa cuánto ganemos, al final de mes siempre parece que el dinero no alcanza. Nuestros deseos, por el contrario, permanecen iguales. Día a día pagamos a otros para satisfacer una parte de ellos: la comida del supermercado, la ropa que vestimos o las entradas a cine. ¿Pero por qué no nos pagamos a nosotros mismos? Clason nos sugiere la regla del 10%. Una décima parte de lo que ganemos deberíamos destinarla a nosotros mismos. Dado que se trata de un tema de disciplina, deberíamos automatizar este proceso, ya sea con una segunda cuenta, un plan de ahorro o una inversión mensual. El 90% restante está a nuestra disposición para todas las otras necesidades y planes. A esto se suma un control más estricto de gastos innecesario: ¿cuánto gastamos en alcohol, cigarrillos o comida rápida? Sólo quien tiene el control sobre sus entradas y salidas puede prosperar a largo plazo.

Invertir correctamente:

Si hemos conseguido entender la importancia de pagarnos a nosotros mismos, lo siguiente será conseguir que ese dinero crezca. Clason nos recomienda ser cuidadosos. Toda inversión está asociada a riesgos y la codicia es un mal asesor y consejero. Por eso no debemos hacer una sola inversión, sino distribuir el riesgo en varias inversiones elegidas inteligentemente. Es fundamental informarse primero de forma intensiva sobre el tema y sobre todo, no hacer excepciones.

ahorrar y hacerse rico

Buscar ayuda:

No todos nosotros somos inversores expertos. Por eso vale la pena conseguir ayuda, informarnos y entrar en contacto con personas que tienen más experiencia o incluso con aquellas que ya han alcanzado la libertad financiera. Existen muchos profesionales que ponen a disposición su conocimiento a muy bajo costo o incluso de forma gratuita.

Claro, siempre habrá planes e inversiones que fallarán, pero no por eso debemos desistir, sino que por el contrario, debemos aprender de nuestros errores.

Incrementar nuestro valor:

Es una buena sensación ver crecer nuestras inversiones, pero sin duda es una mejor sensación vernos crecer a nosotros mismos. De eso se trata la valorización de nuestro capital humano. Compra más libros, visita cursos, aprende idiomas, viaja. El conocimiento es la clave para mejores trabajos y oportunidades.

 

aprendizaje financiero

Pagar las deudas:

Debemos deshacernos de nuestras deudas lo más rápido posible. Si es necesario debemos destinar siempre un 10% extra de nuestros ingresos al pago de las mismas hasta vernos libres de su peso. Si tus deudas son muy altas, debes analizar y reestructurar tus gastos para optimizar tu consumo.

Las deudas y el pago de intereses devoran tu rentabilidad y la de tus ahorros a largo plazo, dificultando tu camino hacia la libertad financiera.

Mantener la disciplina:

La base de todas las claves hasta ahora nombradas es la disciplina. De nada sirve pagarte a ti mismo primero durante un mes o dos si después interrumpes el proceso, o peor aún, si destinas el dinero ahorrado para otras cosas. Porque de lo que se trata es de hacer crecer el ahorro por medio de inversión y en el mejor de los casos, lograr un sistema de ingresos pasivos automáticos, es decir, recibir dinero sin que trabajemos por él (por ejemplo, en forma de dividendos, intereses o alquileres).
Pero pasivo no significa libre de esfuerzo ya que primero debemos invertir el tiempo y dinero necesarios, antes de cosechar los frutos futuros.

 

ahorrar interes compuesto

Educa a tus hijos financieramente:

Comparte lo que has aprendido con tus hijos. Desde más rápido aprendamos a manejar adecuadamente el dinero, mejor. Ello incluye entender que el dinero requiere esfuerzo pero también formas de emprendimiento (pequeños negocios) o inversiones (el mercado financiero ofrece, por ejemplo, cuentas de ahorro para niños o cuentas de prueba para la inversión en valores a modo de juego).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *