Los fondos de inversión gestionados activamente son una mala apuesta

Nuevamente los estudios más recientes de S&P “SPIVA Europe Scorecard” demuestran que los fondos de inversión o fondos mutuos que siguen estrategias activas de inversión no logran vencer al mercado.

 

La cantidad de estudios científicos que demuestran que los fondos de inversión gestionados activamente no logran superar el desempeño promedio del mercado crece continuamente. Muchos inversores privados ya lo han reconocido, prefiriendo fondos negociables en el mercado con estrategias pasivas o ETFs.

El “S&P Indices Versus Active Funds Scorecard”, la piedra en el zapato para todo gestor o asesor de fondos mutuos mide científicamente el desempeño de dichos fondos frente a un índice económico. La información estadística incluye un periodo de observación desde 2002 (para otros periodos ver literatura)*.


benchmark


El estudio demuestra que a lo largo de la última década la gran mayoría de los fondos mutuos fallaron en vencer su benchmark (o índice de comparación):

98% de los fondos de inversión de acciones a nivel mundial

97% de los fondos de inversión de acciones de mercados emergentes

99% de los fondos de inversión de acciones en USA

Esos números son más que chocantes. Sobre todo, si tenemos en cuenta que los fondos de inversión gestionados activamente justifican sus altos costos (de suscripción y administración) con sus promesas de ser mejores que el mercado, es decir, que fondos pasivos como ETFs que se limitan a reproducir el desarrollo de un índice económico.

stock-624712_960_720

Sólo a corto plazo

Los fondos mutuos que logran superar a su respectivo índice de mercado, sólo lo hacen por un corto periodo de tiempo. Durante el primer año un 68% de los fondos mutuos que invierten en acciones europeas lograron superar al mercado. Pero si tomamos un periodo más representativo, por ejemplo de 5 años, rápidamente veremos qu ele 81% de todos los fondos fallaron esa meta.

En otros sectores las cifras son aún peores. En el mercado de acciones estadounidenses sólo un 16% logro cerrar mejor que su índice de comparación después de un año. Después de 5 años apenas era un 3%.

Lo mismo ocurre en mercados “relativamente ineficientes”, en los que supuestamente los beneficios de una gestión activa serían más notables (una continua selección de acciones o stockpicking). El 75% de los fondos que invierten en mercados emergentes fallaron en superar su marca de comparación dentro de un año. Es decir, fallaron en vencer al mercado. En un periodo de 5 años el número de “perdedores” ya alcanzaba el 89%.

Los ganadores no siempre son ganadores

No existe una forma de determinar de antemano qué fondos pertenecerán el reducido número de ganadores. Así lo demuestra el estudio.

Los resultados del S&P Persistence Scorecard indican que ninguno de los fondos dentro del cuartil con mejor desempeño mantuvo su posición a lo largo de los últimos años. El 27% de los fondos que se encontraban en la punta del ranking cayeron incluso a ocupar los puestos del cuartil con peor desempeño entre 2011 y 2015. Es decir, muchos del grupo de “los ganadores” terminaron siendo parte del grupo con peor rentabilidad.

Otra de las cosas más significativas que permite observar el SPIVA Europe Scorecard es que un 56% de los fondos mutuos globales fueron liquidados o fusionados con otros fondos durante los últimos 10 años. El motivo de los cierres o fusiones fue en la mayoría de los casos el continuo empeoramiento del rendimiento y la respectiva perdida de inversores. Esto conduce a una falsificación de datos, el así llamado “survivorship bias”, una estrategia que las casas de fondos usan para maquillar su desempeño histórico. Sólo se mide la rentabilidad de los fondos que “han sobrevivido”, sesgando la gran cantidad de fondos que ya dejaron de existir por su pesimo rendimiento.

Para el pequeño inversor es imposible reconocer dentro de los miles de fondos aquel que a largo plazo pertenecerá al reducido grupo que vence al mercado. Los demás fondos históricamente fracasan en superar su índice de referencia – sus altos costos corrientes, sin embargo, deboran el dinero de los ahorradores de forma constante independientemente del rendimiento.

A largo plazo los fondos mutuos son una mala elección en temas de inversión

Un pequeño inversor debería ganar junto al mercado, en lugar de tratar de vencerle entregando su soberania de elección a un gestor “profesional” con altísimos costos.

 

La conclusión racional de este estudio es bastante simple: no existe ningún motivo que justifique los altos costos de un fondo gestionado activamente. A largo plazo los fondos mutuos son una mala elección en temas de inversión. En lugar de ellos, los fondos índice o ETFs representan una verdadera opción: sus costos son mucho más bajos y a largo plazo, al reproducir de la forma más exacta posible a un índice económico, brindan los mejores resultados.


* Estudios que llegan a los mismos resultados para otros periodos de tiempo o clases de activos:

William Sharpe 1966: Mutual Fund Performance

Michale Jensen 1968: Problem in Selection of Security Portfolios: The Performance of Mutual Funds in the Period 1945-1964.

Burton Malkiel 1995: Returns from Investing in Equity Mutual Funds 1971 to 1991.

Burton Malkiel 2005: Hedge Funds: Risk and Return.

Mark Carhart 1997: On Persistence in Mutual Fund Performance.

Terrance Oden 1999: Do Investors Trade too Much?

 

Un comentario sobre “Los fondos de inversión gestionados activamente son una mala apuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *